Ventajas y Desventajas de Importar desde China

Ventajas de Comprar Producto Chino

  • Coste Reducido. Sobre todo si lo comparamos con el de un producto similar en Europa o en muchos países de América Latina.
  • >Saber Hacer. Este es otro de los puntos fuertes del país asiático que, a diferencia de otros de su mismo continente donde también es posible encontrar Productos Low Cost, como ocurre en India; la experiencia de China trabajando conforme a las exigencias de los mercados occidentales la hace mucho más propicia para el éxito en este tipo de intercambios comerciales.
  • Calidad. Los productos chinos, en comparación con los de otros países asiáticos, son indudablemente mucho mejores.
  • Fabricación en China. Fabricar en suelo chino bajo las directrices de la empresa interesada es una gran ventaja ya que es más barato producir allí y de esta manera la compañía podría ponerle su marca al producto final, para comercializarlo bajo ese nombre.

Desventajas del Producto Chino

Las ventajas están bastante claras, pero las desventajas pueden perfilarse de una forma un tanto borrosa, en especial para empresarios con menos experiencia en lo que a importaciones se refiere.
Hay que conocer las desventajas del producto chino para poder valorar la rentabilidad de la operación. Algunas de las más significativas, en cuanto a costos y complejidad del proceso, son las siguientes:
  • El costo de los viajes y desplazamientos a China.
  • Costes bancarios de la operación. Este tipo de transacciones se suelen tratar de asegurar mediante métodos como la Carta de Crédito, que conlleva más gastos que la simple transferencia, por ejemplo.
  • Los errores y omisiones relativos a partes del proceso o sus trámites. Por ejemplo, los aranceles. Éstos pueden acarrear costos elevados, tanto en sanciones como en gastos de almacén, por los retrasos que producen de cara a los plazos de entrega de la mercancía.
  • Los estándares de calidad. Un producto cuyo proceso de fabricación y características son perfectamente legales y cumplen con toda la normativa vigente en China, puede no serlo de acuerdo a las leyes del país de destino de ese bien.
  • La diferencia horaria. Esta es una variable que puede ralentizar y dificultar todo el proceso de negociación, en especial en las primeras fases.
  • La lentitud del proceso de compra. Gracias a distintos aspectos, tales como la dificultad de la negociación debido al idioma, varios problemas de confianza y diferencias culturales pueden ponerse de manifiesto. Es importante saber cómo hacer negocios con empresas chinas.
  • Encontrar proveedores de confianza. Hay una gran dificultad para saber reconocer a los proveedores legítimos de los que no lo son, para evitar ser estafados.
  • Trato directo con el fabricante. Es difícil tratar directamente con el fabricante, ya que normalmente, es habitual negociar con intermediarios o agentes, incluso aunque se hable chino.
  • El volumen mínimo de pedido. Suele tratarse de cantidades bastante grandes. Generalmente un contenedor de carga es el pedido mínimo.
  • Los plazos de entrega mayores. No sólo debido al tiempo de tránsito de las mercancías sino al hecho de que en la mayoría de ocasiones se fabrica bajo pedido.
  • La dificultad del proceso de transporte de las mercancías hasta el lugar de destino y de las formalidades que implica.